Recetas con pato fáciles y rápidas

Achicoria de pechuga de pato

He aquí un secreto que la mayoría de los restaurantes no quieren que sepas: Esa pechuga de pato de 40 dólares que te están vendiendo es uno de los platos más fáciles de preparar* en una cocina. Durante el servicio de alta demanda, yo prefiero cocinar la pechuga de pato a escalfar huevos, sin duda alguna. Con unos sencillos pasos, puedes impresionar a tus amigos y amantes del encanto con una fantástica pechuga de pato, cualquier noche de la semana.

A diferencia del pollo, la pechuga de pato tiene un matiz y una textura parecida a la de la carne roja y se puede consumir a medio cocer, así que hay que darle un toque rosado. Una pechuga de pato perfectamente cocinada tendrá una carne húmeda y jugosa, con una piel deliciosa y crujiente. El primer paso es marcar la grasa para ayudar a que se haga más eficazmente. Los patos son aves muy ocupadas que necesitan mucha grasa para alimentarse durante sus largos vuelos. Esta grasa gruesa, cuando se reduce a una capa delgada y suculenta debajo de la piel crujiente, es una maravilla culinaria, pero es fácil acabar con demasiado de algo bueno. El rayado proporciona a la grasa una mayor exposición al calor al aumentar la superficie, lo que permite que se rinda más rápidamente.

Receta de muslo de pato

Olvídese del lío y del tiempo que supone hacer el confit de pato de la manera más difícil. Con nuestro sencillo método, obtendrá unos resultados alucinantes con sólo unos muslos de pato y sal en 2 horas, no en 2 días. Es un cambio de juego. Un subproducto extra: mucha grasa de pato.

  Recetas para rellenar pan de molde

Muslos de pato suavemente curados, bañados en su propia grasa y cocinados lentamente hasta alcanzar la perfección. A continuación, la piel se crispa en una sartén o en el horno, lo que proporciona una combinación pecaminosa de carne sedosa y piel crujiente.

En general, se acepta que el confit de pato se originó en Gascuña, Francia, hace siglos. El curado de los patos sacrificados en sal y la cocción en su propia grasa ayudaban a conservarlos durante el invierno. Aunque nosotros pensemos que el rico y graso confit de pato es un lujo que se da de vez en cuando, en aquella época la gente confiaba en el “confit de canard” como sustento necesario durante los meses de frío.

Confit viene del verbo francés “confire”, que significa conservar. El término se asocia con frecuencia a la conservación de carnes, como el pato, en su propia grasa, pero la fruta y otros alimentos azucarados cocinados lentamente con azúcar añadido para conservarlos también pueden considerarse confitados. También se pueden confitar las verduras cocinándolas lentamente cubiertas de aceite.

Receta de pechuga de pato

Esta receta de pechuga de pato se prepara fácilmente con unos pocos ingredientes y utilizando un método de cocción rápida en el horno. Aprenda a cocinar pechuga de pato con esta receta impresionantemente elegante y sin esfuerzo. Perfecta para una cena especial en casa o para servir a una multitud.

  Receta macarrones de lentejas

Lo que solía intimidarme a la hora de cocinar en casa acabó siendo una de las comidas más fáciles que he hecho en mucho tiempo: una sencilla pechuga de pato dorada en la sartén con una piel crujiente y un interior perfectamente rosado y jugoso.

Parte de la belleza de la pechuga de pato, en comparación con otras aves de corral como el pollo o el pavo, es la magnífica capa de grasa en un lado de la pechuga. Varía según el tipo de pato, pero a veces es tan gruesa como la propia carne.

Para determinar el punto de cocción, lo más preciso es utilizar un termómetro de carne de lectura instantánea. Pero, si no tiene uno a mano, los tiempos mencionados anteriormente son bastante precisos para la mayoría de las pechugas de pato basándose en el grosor medio.

Tanto si se trata de una celebración de Nochevieja o de San Valentín en casa, de un banquete con amigos o, simplemente, porque te apetece hacer un plato llamativo por gusto, ¡una pechuga de pato perfectamente cocinada nunca defraudará!

Pato asado cantonés

Pechuga de pato ahumada con ñoquis de castañas y col rizada Josué López, del GOMA de Brisbane, crea una versión australiana de un plato muy británico. Lleve Blighty al aire libre con esta versión fresca y ligera, perfecta para cenar al aire libre este verano.

  Recetas con pimiento verde

Fideos de Shanghai con pato a la barbacoa y lichis ¿Fideos de Shanghai? Sí. ¿Pato a la barbacoa? Comprobado. ¿Lichis? Comprobado. Esta hermosa receta de fideos lo tiene todo, desde el pato de piel crujiente hasta los lichis dulces y suaves.

Pato asado con ciruelas y sidra ¿Pato con ciruelas? Anthony Puharich tiene sus dudas de que la creación de Colin Fassnidge vaya a volar. Pero nuestro chef se atreve a apostar que su asado a la cacerola, que no falla, será el entretenimiento perfecto.

Por Sereno Vergara Monroy

Mi nombre es Sereno Vergara Monroy, y llevo una chocolatería. Puede sonar raro, pero en mi negocio todo lo que se vende lleva chocolate, desde tabletas hasta platos. Siempre se me ha dado bien la cocina, y suelo experimentar diferente platos en los que pueda añadir chocolate.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad